La lectura de las cartas del Tarot es un acto importante, mediante el cual un consultante formula preguntas a este libro de sabiduría. El lector lee el libro, mediante la combinación de conocimientos e intuición, para dar respuestas y orientación a quien llega hasta él.

El Tarot no es para adivinar, sino para orientar las decisiones que tomamos las personas en nuestro devenir. La lectura permite al consultante comprender la realidad y sus fundamentos y proyectar las posibilidades del futuro, recibiendo los consejos necesarios.

Muchos lo ven como una apertura hacia las resistencias que desde nuestro interior dificultan nuestro crecimiento y una buena lectura de Tarot puede ser un paso importante en el desarrollo personal.